Datos personales

17 ene. 2011

Benigno17.

.



Perdí la mirada a través del cristal que daba a la calle. Nunca antes había observado el restaurante en el que trabajaba desde aquella perspectiva. Parecía un sitio destinado a jugar, más que a comer. Parecía de broma, un chiste. Cuando tomas distancia las cosas se suelen ver de otra forma, es cuestión de distancia.

Mientras permanecía secuestrado por mis pensamientos, el señor Chang había puesto un mantel blanco en la mesa y un pequeño jarrón de porcelana con unas violetas sobresaliendo.
Sirvió agua en un vaso de cristal y con sumo cuidado depositó delante de mí la comida que había preparado sin que yo le pidiera nada en concreto.

- Soy el señor Chang, pero todos me llaman Manolito Chang, usted puede llamarme como guste.

- Yo soy Benigno. Dije tímidamente.

- Lo sé. Dijo con la sonrisa en la boca y en los ojos.

Sin tiempo para preguntarle cómo sabía mi nombre me explico el contenido de la comida.

- Aquí tiene Sashimi de atún rojo, de salmón y de pez mantequilla. A la derecha Nigiris de los mismos pescados y de langostino. Y para terminar Makis Californianos.

No sabía qué decir. Claro que había oído hablar del Sushi, pero jamás había imaginado que lo tendría delante sin haberlo pedido.

- ¿Sirve esta comida habitualmente a sus clientes señor Chang? Pregunté, no sin recelo.

- Usted es un cliente especial señor Benigno, sabrá apreciarlo. Dicho esto volvió a desaparecer tras la barra.

En la mesa también había depositado un pequeño cuenco de color azul plomizo con una salsa oscura y un platito blanco con una cosa verde y otra rosácea cortada en finas tiras. Había tenido la deferencia de dejar en un lateral uno de esos palillos chinos unidos por el extremo muy fáciles de usar.

.

6 comentarios:

joancoch dijo...

Empezamos bien la semana....

claudia dijo...

Bon apetit Benigno.

Elvi dijo...

Bello. Prima o poi ce la farò a farmi tradurre Benigno. Il traduttore di Google lo traduce troppo male. Elvi

SILVIA dijo...

Quedo a la espera de averiguar la pericia de Benigno con los palillos chinos... Esto cada vez está mejor.
Un abrazo!!!

camino roque dijo...

las personas que se esconden son aquellas que todos quieren descubrir?
creo que no
la gente normalmente no se molesta en descubrir demasiado

...
¿qué tienes tú con oriente, Lara?

Crissant dijo...

La saga "Benigno" merecía estar en un libro!