Datos personales

3 ene. 2011

Benigno 9.

.




A la mañana siguiente se levantó cuando el despertador rojo dio la orden, pero ya estaba en vela desde hacía dos horas. No acababa de entender porque la tarde anterior anduvo tan inquieto.
A las ocho en punto sonó el oriental, y en ese mismo instante el teléfono. También era rojo, pasado de moda, con teclas de color crema. Benigno no lo había cambiado porque realmente no le servía para mucho. Seguía teniendo línea porque es algo establecido y siempre te piden un teléfono de contacto para alguna cosa. Tampoco tenía móvil.
Extrañado miró el arcaico aparato y lo dejó sonar. Paro y volvió a cacarear como un gallo jubilado. A la decima, decidió contestar.
- Si, dígame.
Una voz femenina y desconocida preguntó tras un leve titubeo:
- Benigno… Benigno Burguillo.
- Sí, soy yo.
- ¡Bendito sea Dios! Le llamo de los servicios sociales de Barcelona, Barcelona ciudad, Barcelona capital.
- Si, se dónde está Barcelona, dígame.
- Le llamamos porque su hermano, en fin, su hermano Antonio, los médicos han hecho lo posible. Verá su hermano Antonio falleció esta madrugada.
No supe que decir. Mi hermano Antonio era el único familiar que tenía, era mi hermano gemelo, mellizo más bien. Lo cierto es que éramos como extraños. Nuestros padres fallecieron en un accidente de tráfico cuando apenas teníamos dos años. Nos criamos por separado ya que cada una de las hermanas de nuestro padre se hizo cargo de uno de nosotros de manera individual. En mi caso permanecí bajo la tutela de mi tía Manuela hasta que cumplí diecinueve años. Antonio se fue con otra tía a Barcelona. Desde años sólo manteníamos un contacto restringido a la felicitación navideña, poco más.


.

11 comentarios:

FLORESTEBANEZ dijo...

Perdon a todo/as mis amigos. No os olvido, es que estas fechas me ponen de un humor “diferente” son demasiadas cosas. Seguramente la mayoría me entenderéis. Pero bueno, ya casi han pasado y pronto regresarán los días mas o menos cotidianos. Feliz año nuevo me suena mas a esperanza y quizás alegría.
Un beste.

joshemari dijo...

Feliz año Lara.
Feliz año Benigno.
Después del paréntesis de estilo de dibujo y descanso en la historia, reanudas tus habituales costumbres.
Bueno, la pintura está bien y la historia de Benigno, sigue siendo interesante a pesar de lo vulgar de su existencia. pero nos tiene a todos en vilo...
Un abrazo.

Sonrisa... dijo...

Menuda noticia se ha llevado Benigno...
La historia se pone de lo más interesante.
Feliz Año Nuevo.

Tito dijo...

Ciao Lara, purtroppo non capisco se il tuo racconto è reale, un fatto molto triste che ti riguarda o è una storia di fantasia, credo sia vero e questo mette molta tristezza, soprattutto in questi giorni dove prevale l'allegria e la serenità.
Dirti che il tuo disegno è bello sembra un pò ridicolo di fronte ad una storia come quella che ci hai raccontato. Comunque, nonostante tutto, Buon Anno Nuovo! Un abbraccio. Tito.

Joy dijo...

Preciosa acuarela, Lara, como nos acostumbras a regalar... y en este caso, al pobre Benigno se le ve compungido, su postura es un tanto abatida y cabizbaja, aunque parezca que no le importa mucho el tema de su hermano fallecido...

No quiero ser impertinente, pero me resulta curioso que comience tu narración en tercera persona y vaya tomando la primera...

Aprovecho para desearte feliz año nuevo y un abrazo.

claudia dijo...

Pobre Benigno, aunque no se conocieran mucho, seguro que lo siente.

A mí también me ha llamado la atención lo de pasar a primera persona.

Nakrama dijo...

Coincido en lo de la primera persona, jeje... Ya era hora de que algo sacudiera a Benigno.
Un abrazo, y feliz 2011!

Pasto dijo...

Me está gustando tu historia.
Feliz y Benigno Año Nuevo.

Olivia dijo...

Encore l'histoire de Benigno, ça me plaît. La vie est dure pour lui.

Olivia dijo...

Lara, bonne année 2011 à toi !!!

joancoch dijo...

Bona, lara.