Datos personales

15 dic. 2010

Benigno 8 y aparte.

.





En esas elucubraciones nocturnas, había previsto incluso la viabilidad económica de la idea. Posibles ingresos, gastos. Compraría todo el género cuando encontrase ofertas, y lo guardaría en casa, en una cámara congeladora que compraría a tal efecto. Compraría productos de buena calidad. Podría comprar el mismo las patatas, pelarlas, cortarlas y congelarlas pre fritas. Incluso podía preparar patatas light si disponía de un pequeño horno. Con ese horno podía cocer su propio pan recién hecho para los bocadillos. Su cabeza empezaba a volar y el sueño se apoderaba de él.
Su mente siempre le abandonaba en la logística del proyecto, nunca llegaba a la parte social, al relacionarse con la gente, a soportar la impaciencia y la mala educación de la gente. Realmente casi todas las noches, de un modo distinto le abordaba este pensamiento. Unas veces era el diseño de un bocadillo, a veces freír cosas distintas como coliflor, tempuras de verdura. Como decía la canción “este cuarto es muy pequeño para las cosas que sueño”.
Tal vez la parte más emocional del cerebro de Benigno escondía un aventurero. Tal vez algo dentro de él, llevaba largo tiempo bloqueado.
Ir de feria en feria vendiendo bocadillos y friendo patatas no es una odisea, pero supone conocer el mundo, por lo menos un mundo mayor que su barrio o el trayecto al restaurante en autobús. Tal vez con la excepción de los domingos.
Los domingos la rutina de la mañana era exactamente igual con la salvedad de que no cogía el autobús para ir al trabajo. Ese día dirigía sus pasos a la playa de la Malvarrosa.
Allí pasaba la gran mayoría del día, de la gran mayoría de los domingos. Se preparaba un bocadillo de jamón ahumado con mozarela y rúcula, un huevo cocido y un refresco, y se sentaba siempre en el mismo sitio al abrigo de la torre del socorrista.
Simplemente miraba hacia el mar, algunas veces el mar lo miraba a él.




.

18 comentarios:

claudia dijo...

Debería asociarse con alguien que le solucione la parte social. ¿una mujer?

ss dijo...

e que bela vista que era!

CAOS dijo...

Eah! (ya veo que te hace gracia la expresión)

Bellísimas acuarelas, me encanta la segunda...

Me gustan los sueños de Benigno, ojalá se le hicieran realidad.

Besos

Sonrisa... dijo...

Todo planificado al detalle, no se yo si con tanta organización cerebral las cosas luego no saldrán como él imagina.
Yo creo que tiene que improvisar más y dar el salto.
Me gusta tu relato y ese trocito de playa.

Saluditos

acuarelas.susanalanau dijo...

Esa playa es genial!!,
Estupenda fusión de azules. Precioso.
Me parece muy bien que Benigno planifique, pero que no se olvide de ir al médico por su circulación.
Que deje de hacer siempre lo correcto como si le estuvieran calificando en un continuo exámen, que se cuide, que se quiera. Uh..perdón , el relato lo escribes tú y muy bien por cierto.

Pasto dijo...

Ese bocadillo de jamón ahumado con mozarela y rúcula en la Malvarrosa debe tener poderío para inspirar una tarde completa. Interesante relato. Exquisitas acuarelas.

Nakrama dijo...

Beningno tiene que sacar pronto la parte "maligna" jajajaj... Querido amigo, tus pinturas me hipnotizan, me puedo quedat un rato observando, hasta que de repente empiezo a ver formas distintas a las que había percatado en un primer momento, es como resolver un crucigrama divertido. Me encanta.
Sigo los pasos de Benigno, intrigante...

Tito dijo...

Lara, difficile per me comprendere bene il tuo scritto.....ma il secondo acquerello lo trovo fantastico!! Come immagino tu sappia, io adoro il blu e questo tuo lavoro, con questi blu e azzurri lo trovo incantevole! Ciao!!

Nil Catalano dijo...

Estoy aquí con la esperanza de salir del mediterraneo
una hermosa sirena y enamorarse de Benigno.
:)

Elvi dijo...

Bello, come sempre. usi dei colori sempre coinvolgenti. Elvi

camino roque dijo...

en el camino a mi casa hay un hombre alto y delgado, muy delgado, que espera o no espera, que mira o no mira, siempre en el mismo sitio, con la mirada hacia el mismo lugar.
siempre,
o siempre que le veo,
en el mismo sitio,
en el mismo lugar,
a diferentes horas
y durante mucho tiempo.


tu benigno me hace recordar

Paco Merlo Ansin dijo...

Aquí encuentro la paz que busco, aquí te encuentro a tí y tu sabiduría. Gracias!

La sonrisa de Hiperión dijo...

Mirar al mar, siempre aclara nuestras miradas...

Saludos y un abrazo.

SILVIA dijo...

El mar siempre ha sido el mejor relajante...
Un besillo!!!

Joy dijo...

Lara, hace días que no podía entrar y estaba a punto de perderme las vicisitudes de Benigno...

Si ese faro está en la playa de Malvarrosa que Benigno frecuenta los domingos al romper su rutina...

Es bellísima!!!

Por favor, cuéntame qué mágico azul has utilizado...

Y aprovecho para desearos buenas fiestas, a ti y a tus lector@s y para invitaros a que toméis una tarjeta de mi blog, si lo deseáis...

Un abrazo!

FLORESTEBANEZ dijo...

Jajajaja Lara gracias por tu comentario. ¿Es que no sabes que me gusta pasear por las estrellas? ahora me colgaré de la estela de esta que está a punto de pasar en la linea Oriente Plaza de Castilla. Espero no perderla.
Un beso y felicidades

joshemari dijo...

Hola Lara, otra vez me has distraído con esa simple y tierna historia de Benigno. Es un encanto ese personaje a pesar de lo intrascendental que resulta. Bueno, es la gracia que tienes de sacarle jugo a algo que aparentemente poco jugo tiene. Yo disfruto con él. Posiblemente a Benigno no le haga gracia que alguien disfrute con su vulgar historia...
Lara, dejando la historia, este dibujo de azules de abajo es genial. Qué colores!!!!!
Te deseo nuevamente, unas felices fiestas. Un abrazo.

Noemí dijo...

La historia de Benigno al final engancha, los detalles hacen al personaje cercano y queremos saber qué pasa con él.
Las pinturas cada vez más elaboradas también me gustan como ilustración al escrito, la B6 y la B8 me llaman mucho.

Felices fiestas y Próspero Año Nuevo!