Datos personales

12 ene. 2010

El tercer espacio.



Establecer vínculos y que estos evolucionen probablemente se basa en la capacidad de estar solo/a. La relación, reside en la habilidad para mantenerla dentro de nosotros/as, aún cuando estemos separados de él/ella. La utilización del espacio transicional existente entre los individuos. Winnicott hace la siguiente reflexión: los tan satisfactorios fenómenos transicionales pueden considerarse, tal vez, como éxtasis.
La cuestión es que de la vida creativa mana felicidad. La búsqueda de la felicidad se sitúa en el espacio transicional, en el cual puede encontrarse satisfacción o insatisfacción. El logro será más factible si el deseo fluye. Todo esto puede ocurrir en el tercer espacio: “

4 comentarios:

Druida de noche dijo...

interesante teoria. Aunque no estoy seguro que la vida creativa mana felicidad. Ahí tenemos testigos de sobra: Kafka, solo por mencionar a uno de esos creativos infelices..

saludos
Druida.

El Ente dijo...

hoy solo te dejo mi abrazo y un saludo Lara...

El tiempo... ya sabes

loose dijo...

Mi percepción es otra, amigo...
Creo que cuando más creativos estamos es precisamente cuando nuestra cabecita no para y nuestro sistema líbico se activa de una "manera mala".

Besines.

lara dijo...

Bueno, Winnicott es Winnicott, pero seguro que Loose es Loose y el Druida es el Druida.
Tomo nota
XXX